La alergia alimentaria

Ocurre cuando el alérgeno es un alimento, cuyo contacto, ingestión o inhalación produce síntomas de alergia. Es un problema frecuente (alrededor del 5 % de toda la población), sobre todo en niños.

Un gran porcentaje de niños sufre reacciones diversas de intolerancia a alimentos que no son alérgicas (ej.: dolores de cabeza o de tripa con leche u otros alimentos, etc). Para distinguir esta intolerancia de la auténtica alergia a alimentos, a menudo es necesario someterse a métodos drásticos como la llamada provocación a doble ciego controlada con placebo.

viele gabeln mit gesunden lebensmitteln

¿Qué alimentos pueden producir alergia?

Una enorme cantidad de alimentos animales y vegetales puede producir alergia (véase tabla), aunque los más frecuentes son, atendiendo a la edad en que se manifiesta:

Antes del año de edad, la leche de vaca y el huevo.

De 1 a 2 años: Los pescados.

En mayores de 2 años: Frutas, legumbres, soja, cereales, frutos secos, etc.

La incidencia máxima de alergia alimentaria se da entre el primero y el segundo año de vida. La alergia a la leche y huevo (las más frecuentes en esas edades) son en un 85% un fenómeno pasajero, y los niños los acaban tolerando, sobre todo a partir de los 3 años de edad. Esta pérdida de sensibilidad clínica también se da con otros alimentos, como pescados, legumbres o frutos secos, pero de forma más infrecuente y variable. A veces la alergia alimentaria es vitalicia.

Alimentos que pueden producir alergia en niños y adultos:

  • Lacteos: (vaca, oveja, cabra)
  • Huevos y productos que los contengan
  • Pescados:

- Orden gadiforme: bacalao, merluza, besugo, faneca

- Orden pleuronectiforme: lenguado, gallo, fletan, rodaballo, platija…

- Orden clupeiforme: sardina, boqueron, arenque y anchoa.

- Orden salmoniformes: salmón, trucha.

- Orden perciforme:

familia esparidae: besugo, dorada
familia serranidaea: lubina
familia escombridae: atun, caballa y bonito
familia xiphidae: pez espada, róbalo, perca.

  • Anisakis simplex: (Parásito de pescados y moluscos cefalópodos)
  • Crustáceos:

- Decápodos (langosta, cigala, gamba, nécora…)

- Pollicípidos: (percebe)

  • Moluscos:

- Lamelibranquios: (mejillón, almeja, ostra)

- Cefalópodos: (calamar, sepia, pulpo)

- Gasterópodos: (caracol)

  • Leguminosas: Alubia, lenteja, garbanzo, haba, almorta, soja, cacahuete, guisante.
  • Frutas:

- Rosáceas: albaricoque, melocotón, cereza, ciruela, fresa, manzana, almendra, pera, membrillo, nectarina …

- Cucurbitáceas: melón, sandía, pepino…

- Rutáceas: limón, mandarina, naranja, pomelo…

- Musáceas: plátano

- Dilináceas o actinidiáceas: kiwi

  • Futos secos:

- Betulaceae: avellana

- Fagáceae: castaña, bellota…

- Leguminosas cacahuete…

  • Hortalizas:

- Compuestas: alcachofa, escarola, lechuga, endivia, girasol, manzanilla

- Crucíferas: coliflor, repollo, mostaza

- Liliáceas: ajo, cebolla, puerro

- Solanáceas: patata, pimiento, tomate…

- Umbelíferas: apio, perejil, zanahoria…

  • Cereales:

- Con gluten (trigo, avena, centeno, cebada): celiaquía y alergia

- Sin gluten (maíz, arroz, tapioca…): Solo alergia

  • Carnes: (Ternera, cordero, cerdo, conejo, carnes de ave…)
  • Otros: miel, jalea real…

Leche de vaca. La alergia a proteínas de leche de vaca (APLV) suele aparecer en la primera infancia, tan pronto se sustituye o se complementa la lactancia materna con leches comerciales (fórmulas adaptadas), basadas en proteínas de leche de vaca. Un primer biberón sensibiliza al niño, y a partir de la segunda toma aparecen síntomas: vómitos, diarreas, dermatitis atópica, urticaria, anafilaxia en casos graves. En general, la APLV es transitoria, y la tolerancia suele aparecer con la edad. No hay que confundir la APLV con la intolerancia a la lactosa, un trastorno distinto de la infancia, caracterizado sobre todo por diarrea crónica.

Huevo. A menudo asociada a la alergia a leche de vaca. El huevo de gallina tiene al menos 5 componentes principales que pueden causar alergia, la mayoría en la clara, y además puede estar presente como alergeno oculto en productos de bollería, pastelería y alimentos procesados. En casos más raros, la alergia al huevo se asocia a alergia a la carne de pollo y las plumas. Algunas vacunas se fabrican en embriones de pollo, pudiendo causar reacciones alérgicas a ciertos pacientes alérgicos al pollo.

Pescados. La alergia a pescados es muy frecuente tanto en niños como adultos. Es más frecuente con pescados blancos (gallo, lenguado, merluza). Los alérgicos a pescado suelen presentar también síntomas al inhalar humos de freír o cocer pescados. A su vez, los pescados son una causa frecuente de reacciones tóxicas e infecciosas, y pueden contener parásitos como el Anisakis simplex, que también pueden causar alergia.

Mariscos. La alergia a crustáceos (sobre todo) y moluscos es una de las alergias alimentarias más frecuentes. Gambas, langostinos, cangrejos, nécoras, cigalas, centollos y langostas, sobre todo, pueden producir reacciones graves. Los alérgicos a mariscos suelen presentar también síntomas al inhalar sus humos de cocción.

Frutos secos. Pueden producir alergia grave. En España el más frecuente es la almendra; en el norte de Europa, la avellana; y en Estados Unidos, el cacahuete. Los alérgicos a cacahuete pueden ser alérgicos también a otras leguminosas como la soja o el guisante. Los alérgicos a castañas pueden también ser alérgicos al látex o goma natural. La alergia a frutos secos suele asociarse en nuestro entorno con alergia a frutas rosáceas.

Frutas. Las que más alergia producen son el melocotón y frutas relacionadas (rosáceas), incluyendo a albaricoques, cerezas, ciruelas y nectarinas, así como la manzana. El kiwi es también causa frecuente de alergia. El plátano y las fresas pueden producir alergia, pero también síntomas similares que no son alergia. Los alérgicos a kiwi, plátano o piña pueden también ser alérgicos al látex.

Legumbres. En niños son la 5ª causa de alergia alimentaria. Las lentejas y los garbanzos son las más frecuentes. A menudo la alergia a legumbres se mantiene en la edad adulta

Otros. Carnes, hortalizas, y otros múltiples alimentos o condimentos (como el ajo o la mostaza) son causa de alergia en muchas personas.

Aditivos. En la dieta normal actual se ingiere un gran número de sustancias no nutritivas, añadidas a los alimentos como antioxidantes, potenciadores del sabor, colorantes, conservantes… La mayoría se consideran inocuas para la salud, aunque algunas de ellas pueden ser causas de síntomas de intolerancia en ciertas personas, como los sulfitos, el glutamato monosódico o los benzoatos.

Tratamiento de las alergias

Medidas de “desalergenización”: Hoy en día, existen desde ropa de cama hipoalergénica, productos acaricidas, aspiradoras especiales o filtros de polen, hasta todo tipo de formulaciones hipoalergénicas en nutrición infantil, cosmética y farmacia.

Fármacos: Según la enfermedad, se utilizan medicamentos antiinflamatorios, broncodilatadores, o antihistamínicos, capaces de cambiar la vida del alérgico en unas semanas. Hoy disponemos de fármacos más cómodos, de acción prolongada y con efectos adversos mínimos.

Hiposensibilización (“vacunas”): Es uno de los tratamientos más antiguos de la alergia. Consiste en la administración periódica del alergeno, en un intento de modular el sistema inmune para evitar o atenuar la reacción alérgica. En la actualidad se dispone de extractos muy purificados, y las “vacunas” han definido mejor sus indicaciones, y sus limitaciones. El tratamiento hiposensibilizante es especialmente práctico en la alergia a veneno de himenópteros. Se estudian nuevas formas de manipular el sistema inmune para impedir o limitar la reacción alérgica, tal como el empleo de anticuerpos que “secuestren” a la IgE.

Alergias alimentarias: El tratamiento consiste únicamente en la prevención: evitar todo contacto con el/los alimentos responsables en tanto el alergólogo o el pediatra no indiquen lo contrario. En los niños y niñas de alto riesgo (hijos de madres alérgicas) es especialmente importante mantener la lactancia materna hasta los 6 meses de edad, retrasando en lo posible la introducción de alimentos sólidos, sobre todo los más alergénicos.

Dr. Ignacio Jáuregui Presa Biografía